Noticias
Noticias
Noticias
6701
visitas
Jos

José Manuel Martín Vázquez: «Lo que se está haciendo en el Clínico no es un lavado de cara, sino un hospital nuevo»

Veinte años después de su inauguración, el Clínico Universitario está inmerso en una profunda reforma que lo convertirá en un hospital mejor y más moderno
Martín Vázquez dice que las obras acabarán a finales de año

El gerente del centro, José Manuel Martín Vázquez, afirma que las obras se están ejecutando sin demoras, con la finalidad de que estén acabadas en el último trimestre de 2010. «Las casas nuevas aportan mucha ilusión, y el Clínico va a ser un hospital nuevo», dice Martín Vázquez.

¿Qué resumen hace del año que acaba de terminar respecto a las actuaciones que se llevan a cabo en el Clínico Universitario?

  • Creo que el balance es positivo. Lo que hay que destacar más es la obra de modernización estructural del edificio. Ya hemos abierto tres plantas reformadas (tercera, cuarta y quinta). Esto ha supuesto un cambio fundamental para el hospital. Y no sólo por su modernización, sino por lo que representa de mayor intimidad y accesibilidad para los pacientes.

Además de las actuaciones en las plantas también se han cambiado las consultas externas. ¿De qué forma ha repercutido eso en los enfermos?

  • Las obras hechas en las consultas externas y en el área de pruebas funcionales han traído consigo un cambio radical, para mejor, en la forma de atender a la gente. Se han situado en un mismo espacio todas las pruebas funcionales, lo que ha permitido acabar con la dispersión que había. También ha significado una comunicación interna mucho más fluida. La transformación que se está llevando a cabo en el hospital es algo importantísimo. Lo dicen tanto los profesionales como los pacientes.

¿Los trabajos se realizan según el calendario fijado de antemano?

  • Los plazos de ejecución de las obras se están cumpliendo escrupulosamente. No hay ni medio retraso. Va saliendo todo como estaba pensado. Eso es fundamental.

¿Cuándo estarán terminados los trabajos de reforma?

  • Lo previsto es que todo esté acabado en el último trimestre de 2010. Lo que se está haciendo no es un lavado de cara, sino un hospital nuevo, un edificio radicalmente distinto y mejor.

¿Las obras están afectando de alguna manera, por ejemplo, a la actividad quirúrgica que se desarrolla en el hospital?

  • Pues a pesar de todo, en 2009 hemos operado a 750 pacientes más de cirugía mayor ambulatoria que en 2008. Ha habido un 25% más de quirófanos por las tardes, es decir, que se ha incrementando la eficiencia de los quirófanos. Además, se ha producido un aumento llamativo en el número de consultas externas, con más de 15.000, de las que el 50% son primeras visitas de enfermos remitidos desde atención primaria.

¿A qué se debe ese aumento de pacientes vistos en las consultas externas?

  • Es que se han abierto agendas específicas para las citas previas. En ese trabajo hemos contado con la colaboración del distrito sanitario Guadalhorce, que agrupa a casi 136.000 personas, que están adscritas al hospital. Igualmente, el distrito sanitario Málaga nos ha prestado su apoyo. Este sistema permite que, ante la sospecha de una patología grave, esos enfermos tengan acceso directo a pruebas diagnósticas y a las consultas de especialistas a través de los médicos de cabecera de los centros de salud. Hay que tener en cuenta que en el 80% de esos casos hay sospechas de que el paciente pueda tener un tumor, por lo que es fundamental dar una asistencia inmediata.

¿De qué forma se ha organizado ese sistema para garantizar una rápida atención a los usuarios?

  • Los procesos puestos en marcha por la Consejería hace algún tiempo nosotros los hemos actualizado e identificado. Hemos abierto doce agendas nuevas desde los médicos de familia para enviar directamente a los pacientes a las pruebas diagnósticas o a un especialista. De este modo, se logra una mayor rapidez y eficacia.

¿Ha habido también un incremento de la actividad en el área de urgencias?

  • Sí. A lo largo de 2009 tuvimos casi 3.000 pacientes más y aumentamos la cirugía procedente de urgencias en un 10% si la comparamos con la registrada en 2008.

¿Qué otras cuestiones asistenciales destaca de las habidas durante los últimos doce meses?

  • Por ejemplo, las mejoras introducidas en los equipamientos del hospital. Así, la segunda sala de hemodinámica, inaugurada el pasado mes de marzo, ha facilitado que se duplique el número de enfermos atendidos de patología cardiaca, fundamentalmente cateterismos. Por otra parte, con el mamógrafo digital ha pasado igual, es decir, que se ha doblado la cifra de pacientes vistos. Ahora estamos pendientes de que empiece a funcionar nuestro segundo acelerador lineal y el equipo de braquiterapia.

Uno de los problemas de la obra es que al cerrarse plantas para ser reformadas desciende el número de camas del hospital.

  • Es verdad, pero a pesar de todo el índice de ocupación está en el 96%. Es alto, pero hay momentos en que se sobrepasa el cien por cien. No estamos teniendo demoras quirúrgicas. Las medidas que hemos aplicado están funcionando para aprovechar lo mejor posible las camas.

Uno de los aspectos en los que destaca el Clínico es en investigación. ¿Por qué cree que se produce ese hecho?

  • Sin duda, por el trabajo de los profesionales. Tenemos unas líneas de investigación muy importantes en diabetes, obesidad, células de origen embrionario de oncología, cardiología, etcétera. Todo ello hace que el Clínico Universitario sea uno de los hospitales con mayor potencia investigadora en el contexto español.
Fuente:
Diario Sur (Ángel Escalera)
Unidades Organizativas vinculadas