Noticias
Noticias
Noticias
2666
visitas
El

El Clínico aplica una técnica para que el by-pass sea menos cruento

La vena de la pierna que se usa para hacer la intervención se extrae mediante un pequeño corte, lo que evita complicaciones posoperatorias
El Clínico aplica una técnica para que el by-pass sea menos cruento

Cuando las arterias que llevan la sangre al corazón se obstruyen, los médicos hacen un puente que salta el obstáculo. Ese puente se llama by-pass. En muchas ocasiones, para construir ese camino alternativo se utiliza una vena del propio paciente que se le saca de la pierna y se le injerta en el corazón.

Hasta ahora, al enfermo sometido a un by-pass no sólo se le tenían que curar las heridas del corazón, también debía cerrarle la cicatriz de la cara interior de la pierna que podía ir del muslo hasta el pie.

La Unidad del Corazón del Clínico lleva casi dos años aplicando una técnica para que la intervención sea menos cruenta. Consiste en extraer la vena de la pierna mediante endoscopia: se hace una incisión de menos de tres centímetros por la que se introduce una cámara minúscula y los elementos quirúrgicos para sacarla. Se obtiene así el injerto necesario para el by-pass.

Además de que estéticamente se evita una gran cicatriz, se eliminan complicaciones y se acorta el postoperatorio pues aunque resulte paradójico, la recuperación de la herida del tórax suele ser mucho más rápida que la de la pierna, que es la que da más problemas.

Miguel Such, cirujano cardíaco de la Unidad, apunta que ya se han intervenido con esta técnica más de 70 pacientes. No a todos se les aplica este avance; de momento sólo a la mitad de los enfermos que requieren un by-pass. Los candidatos a esta técnica siempre son aquellos que suelen presentar más complicaciones, como personas mayores con diabetes, con problemas cardiovasculares o con sobrepeso porque tienen más difícil la cicatrización.

En abrir la pierna de arriba a abajo y extraer la vena safena para el injerto, los cirujanos tardan unos 20 minutos. Con la nueva técnica echan algo más, en torno a media hora. "Pero nos evitamos infecciones y complicaciones, el coste estético es de una cicatriz de apenas un par de centímetros y el tiempo de ingreso se reduce", resume la cirujana Gemma Sánchez.

Such confiesa que todavía a los facultativos les cuesta más tiempo aplicar la nueva técnica que abrir la pierna, pero acota: "Hemos abierto un camino que lleva años, pero que merece la pena".

La extracción de la vena safena por endoscopia es menos cruenta, pero también más cara por el material desechable que se emplea en la operación. No obstante, a largo plazo resulta más rentable para la sanidad pública porque ahorra complicaciones postoperatorias y, por lo tanto, días de hospitalización.

Con esta técnica, la operación del corazón no cambia para nada. La única variación se introduce en la intervención secundaria, la de la pierna. Tras hacer una pequeña incisión, se introduce un gas carbónico que forma un túnel y separa la vena de los tejidos. La cámara que se emplea en endoscopia permite ver y cortar tantos centímetros de vena como sean necesarios. La longitud depende de que sea un by-pass simple, doble o triple. A veces, cuando no hace falta tanto material para el injerto, se aplica la misma técnica pero en el antebrazo. De esa parte del cuerpo se extrae la arteria radial. Antes, los médicos tenían que abrir desde el codo hasta la muñeca. Ahora sólo basta una pequeña incisión a la altura de la muñeca.

La Unidad del Corazón está formada por cinco cirujanos y dirigida por el jefe de Cirugía Cardiovascular, Eduardo Olalla, y el de Cardiología, Eduardo de Teresa. Los médicos del Clínico aprendieron la técnica en un Hospital de Amberes (Bélgica). El Clínico es uno de los cuatro hospitales de toda España que han introducido este avance. Olalla no oculta su satisfacción con esta mejora: "Todo lo que se ha avanzado es porque una vez alguien ha decidido recorrer un camino desconocido y arriesgarse un poco. No arriesgar al paciente, sino arriesgarse él, en su comodidad y en la rapidez con la que lo hace".

Fuente:
Diario Málaga Hoy (Leonor García)