Noticias
Noticias
Noticias
608
visitas
El

El Clínico agradece a la asociación Un sí por la Vida la donación para acondicionar la sala de espera de pacientes de la unidad de Radioterapia y Radiofísica Hospitalaria

Las nuevas instalaciones abiertas desde el pasado verano lucirán una placa de reconocimiento y un lazo gigante elaborado por el Taller My Granny
El Clínico agradece a la asociación Un sí por la Vida la donación para acondicio

El complejo hospitalario universitario Virgen de la Victoria lucirá una placa de agradecimiento a la asociación Un Si Por la Vida Unidos contra el Cáncer por su colaboración en la adecuación y humanización de los espacios que desde este pasado verano funcionan como sala de espera de pacientes en el área de consultas externas de la unidad de Oncología Radioterápica y Radiofísica Hospitalaria, donde son atendidos cada año alrededor de 9.000 usuarios.

Asimismo, esta asociación cuya sede se encuentra en Alhaurín el Grande, ha obsequiado al centro a través de esta unidad con un lazo rosa gigante elaborado por las alumnas del Taller My Granny del barrio de Pedregalejo, diseñado por mujeres que se reúnen para tejer y utilizar esta actividad como terapia, algunas de ellas en proceso de cáncer de mama. Este taller ha confeccionado un lazo solidario de cuadros de croché en tonos rosas y blancos en honor a la lucha contra el cáncer de mama.

Asimismo, se ha celebrado el acto de entrega de la placa de agradecimiento por parte de los responsables médico y de enfermería de la unidad de Oncología Radioterápica y Radiofísica Hospitalaria, José Antonio Medina y Yolanda Lupiañez, respectivamente a la presidenta de la asociación Un Sí por la Vida Unidos contra el Cáncer, Lina García. Acompañados por el director de Enfermería, Pablo Fernández Plaza y la subdirectora de Participación Ciudadana, Paula Corrales.

Además, han acudido en representación del Ayuntamiento de Alhaurín el Grande, el concejal de Asuntos Sociales, Marcos Manzanares, y el cuarto Teniente Alcalde de esta localidad, Francisco Burgos.

Además, cabe resaltar que la donación llevada a cabo por esta asociación se ha tramitado a través del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga IBIMA-Plataforma Bionand.

El encuentro, ha contado también con profesionales del área asistencial, así como de miembros de la asociación Un Sí por la Vida Unidos contra el Cáncer, y mujeres del taller My Granny, autoras del lazo solidario artesano que lucirá en las instalaciones donde esperan los pacientes para ser atendidos.

Por su parte, la supervisora de Enfermería de la unidad, Yolanda Lupiañez, ha tenido palabras de reconocimiento y agradecimiento a la asociación “por su colaboración continua y su implicación, ayudando a la acomodación de nuestra sala de espera de consultas externas para convertirla en un espacio confortable”. Además, Lupiañez, ha explicado que “este lazo lucirá en esta área para que quede constancia de nuestra unión”.

Por su parte, la especialista en Oncología Radioterápica y madrina de la asociación Un Sí por la Vida Unidos contra el Cáncer, Isabel García Ríos, ha argumentado que “a esta asociación hay que agradecerle muchas cosas por las múltiples iniciativas que tienen en muchos aspectos en relación a la ayuda a los pacientes con cáncer, y, en concreto, hoy queremos agradecerles su colaboración en hacer la sala de espera de los pacientes un poco más confortable, así como por este precioso lazo que nos han traído donado por el taller My Granny”.

Por otro lado, la integrante de los talleres My Granny, Mari Celi Gamero, ha explicado que “surgió la idea de elaborar un lazo gigante y todas las alumnas se sumaron a este proyecto realizado con unos 280 cuadritos de punto que envuelven la estructura, así como la idea de donarlo a la asociación Un Sí por la Vida, ya que algunas mujeres del taller han sufrido cáncer de mama”. Además, Gamero explica que “ el Taller My Granny, integrado por más de 150 alumnas y alumnos, está elaborando también cojines solidarios en colaboración con varias asociaciones . Se trata de una actividad para tejer en compañía a modo de terapia”.

Asimismo, cabe recordar que los nuevos espacios de área de espera están situados en la zona contigua a las consultas externas de la unidad de Oncología Radioterápica y Radiofísica Hospitalaria, situada en la planta baja. Además, cuenta con asientos reservados para personas con movilidad reducida, y un vinilo panorámico con una imagen de la mítica Farola del puerto de Málaga, para hacer más confortable la estancia.

Fuente:
Unidad de Comunicación del Hospital Universitario Virgen de la Victoria