Noticias
Noticias
Noticias
107
visitas
El

El Hospital Virgen de la Victoria mejora cada año la calidad de vida de casi un millar de mujeres afectadas por Linfedema

Se está llevando a cabo el seguimiento telemático de las pacientes afectadas por esta frecuente complicación de las operaciones del cáncer de mama por la pandemia de Covid19, citando de forma presencial sólo a los casos que lo necesiten
El Hospital Virgen de la Victoria mejora cada año la calidad de vida

El Hospital Virgen de la Victoria, a través de la unidad de Linfedema con la que cuenta desde 2005 el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Virgen de la Victoria, está consiguiendo mejorar la calidad de vida de casi de un millar de mujeres cada año, entre los nuevos casos atendidos y los que se encuentran en seguimiento.

Debido a la pandemia por Covid-19 que estamos sufriendo los últimos meses y para continuar garantizando la atención a estas mujeres, se ha llevado a cabo el seguimiento continuo y telemático a estas pacientes, citando sólo de forma presencial en la unidad a las primeras visitas. También son atendidas en consulta todas aquellas usuarias que así lo requieran o por presentar alguna complicación, o bien, aquellos casos que por cualquier motivo necesiten atención en la consulta, siempre con las medidas de seguridad establecidas para minimizar el riesgo de contagio por Covid-19.

En este sentido, las pacientes afectadas por linfedema- la principal complicación tras sufrir una operación de cáncer de mama con vaciamiento axilar, y que consiste en una inflamación recurrente de todo el miembro superior causando impotencia funcional en el mismo- reciben normalmente atención especializada a través de una consulta semanal con la que cuenta este servicio para atender estos casos, así como sesiones de tratamiento individualizado y personalizado en el área asistencial de tratamientos de rehabilitación del Hospital Marítimo de Torremolinos, centro dependiente del Virgen de la Victoria.

Asimismo, la Sección de Linfedema de este hospital lleva a cabo aproximadamente cada seis semanas una escuela de pacientes para dar respuesta de forma integral a las necesidades demandadas por estas pacientes y sus familias. De este modo, se organizan este tipo de encuentros, que constan de una sesión de tipo teórica, y de otras cuatro sesiones para aprender ejercicios preventivos y de rehabilitación para las mujeres. Es decir, un total de cinco días para cada uno de los talleres en forma presencial.

El pasado año 2019, la Sección de Linfedema del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Virgen de la Victoria realizó seis talleres en los que participaron un total de 65 pacientes.

Por otro lado, y en el área asistencial de tratamientos, se llevaron a cabo el pasado año un total de 1.300 sesiones entre las que destaca casi medio millar de sesiones de drenaje manual linfático, y otros tantos de vendaje multicapa.

Por su parte , la especialista en Medicina Física y Rehabilitación y responsable de la sección de Linfedema del Hospital Virgen de la Victoria, Raquel Bravo, explica que “ la satisfacción que expresan las pacientes que asisten a los talleres, que por el momento se encuentran suspendidos de forma temporal por la pandemia, es muy alta, ya que se trata de una vía muy útil y práctica para proporcionarles las herramientas que necesitan para mejorar este problema y que no les afecte a su calidad de vida”.

Asimismo, Bravo explica que el tratamiento del Linfedema se lleva a cabo en dos fases “la primera se centra en un tratamiento de choque o de tipo intensivo, y una segunda fase , donde se trabaja en las medidas de compresión y de realización de ejercicios que se enseñan fundamentalmente a través de la escuela de pacientes”.

Fuente:
Unidad de Comunicación del Hospital Universitario Virgen de la Victoria
Unidades Organizativas vinculadas