Noticias
Noticias
Noticias
2520
visitas
El

El colon irritable es la patología más frecuente en las consultas de digestivo

El estrés está detrás del incremento de casos de esta enfermedad intestinal crónica que sufre aproximadamente el 10% de la población malagueña
Los digestivos ven al año entre 1.000 y 1.500 enfermos de colon irritable

El síndrome del intestino o colon irritable es la patología que más ven los especialistas de digestivo en sus consultas.

Esta enfermedad, que se relaciona con el estrés y el estilo de vida actual, demasiado acelerado en muchos casos, ha experimentado un incremento en las últimas décadas hasta afectar aproximadamente al 10% de la población. Este padecimiento es crónico y, aunque no es grave, resta mucha calidad de vida a las personas que lo sufren.

Los síntomas más característicos son dolor o molestias abdominales durante más de 12 semanas seguidas, flatulencia, diarrea o estreñimiento o alternancia de ambos, es decir, tras una etapa de diarrea aparece una de estreñimiento o al contrario. Aunque es una dolencia que no se cura, existen tratamientos adecuados para reducir sus efectos. Junto a los fármacos es muy importante llevar una dieta correcta, fijada por los médicos nutricionistas.

El especialista en digestivo de la unidad de gestión clínica de metabolismo, nutrición y endocrinología del Hospital Clínico Universitario Guillermo Alcaín, responsable de la unidad de enfermedad inflamatoria intestinal, explicó a este periódico que una cuarta parte de los pacientes que ven en las consultas tienen el síndrome del intestino irritable. «Es la patología más frecuente de digestivo junto al reflujo. En el Clínico vemos de 1.000 a 1.500 pacientes al año con ese problema intestinal. Es un padecimiento muy relacionado con el estrés y los estilos de la vida moderna, por eso está en crecimiento en la sociedad actual», afirmó el doctor Alcaín.

El síndrome del colon irritable no debe confundirse con la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, dolencias que presentan unos síntomas parecidos, pero son más graves. Es importante hacer un diagnóstico certero que determine qué es lo que realmente sufre el paciente para evitar confusiones. El colon irritable es más frecuente que la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn y, asimismo, se caracteriza por tener un carácter más benigno.

El problema con el que se encuentran los especialistas en digestivo es que el síndrome del intestino o colon irritable no presenta una sintomatología demasiado clara, porque las personas que lo padecen no se enfrentan a una pérdida de peso importante ni tienen fiebre o hay sangre en sus heces. Para llegar al diagnóstico exacto, los médicos recurren a pruebas exploratorias por imagen para descartar otras posibles patologías. De ese modo, se suelen hacer clonoscopias, enemas opacos y analíticas de sangre para confirmar la existencia del síndrome del colon irritable.

Causa desconocida

El problema es que se desconoce la causa última que provoca la anomalía del funcionamiento del intestino. «No sabemos el origen o etiología de este trastorno, pero está confirmada su relación con los estilos de vida de las sociedades avanzadas», señaló el responsable de la unidad de enfermedad inflamatoria intestinal.

El padecimiento suele aparecer en personas adultas jóvenes. A veces se manifiesta en épocas de examen, tras cambiar de empleo, perder el trabajo o cualquier situación que provoque estrés. Lo peor del síndrome del colon irritable es que resta mucha calidad de vida al paciente, ya que le afecta en sus relaciones sociales y laborales. Incluso hay enfermos que no quieren salir a la calle o les cuesta hacer nuevas amistades, por temor de sufrir un episodio de diarrea. El 15% de los enfermos no responde bien al tratamiento, apostilló el doctor Alcaín.

Colon Irritable

Es un trastorno del funcionamiento del intestino. El padecimiento es crónico.

Características

  • Síntomas: Dolor abdominal, flatulencia, diarrea o estreñimiento.

Prevalencia

  • Es una enfermedad en aumento. Aproximadamente el 10% de la población la padece.

Causas

  • Se desconoce el origen exacto de este trastorno del intestino, pero está comprobado que se relaciona con el estrés y el estilo de vida moderno, demasiado acelerado.

Tratamientos

  • Hay fármacos para mejorar la enfermedad, aunque el 15% de los pacientes no responde bien a esos tratamientos.

Inconvenientes

  • El síndrome del colon irritable resta calidad de vida a los enfermos. Algunos no quieren salir de sus casas y les cuesta hacer nuevas amistades por temor a que se presente una fuerte diarrea.

Alimentación

  • Alimentos permitidos: Salvado, cereales, pan integral, frutas y verduras.
  • Alimentos no permitidos: Comidas grasas, café, alcohol, bebidas con gas, judías, repollo, etcétera.

Dieta

  • No hay que eliminar alimentos de forma genérica, pero es conveniente consultar la dieta a seguir con un especialista en nutrición.

Consultas

  • Hospital Clínico: Anualmente, la unidad de enfermedad inflamatoria intestinal ve de 1.000 a 1.500 pacientes con síndrome del colon irritable. El síndrome del intestino o colon irritable es la patología que más ven los especialistas de digestivo en sus consultas. Esta enfermedad, que se relaciona con el estrés y el estilo de vida actual, demasiado acelerado en muchos casos, ha experimentado un incremento en las últimas décadas hasta afectar aproximadamente al 10% de la población. Este padecimiento es crónico y, aunque no es grave, resta mucha calidad de vida a las personas que lo sufren.
Fuente:
Diario Sur (Ángel Escalera)
Unidades Organizativas vinculadas